958 261 921

/

info@podologiaelenagarcia.com

¿Cómo conseguir unos pies sanos?

Los pies son de las partes del cuerpo que menos atención y cuidados reciben, cuando en realidad son muy importantes, ya que se encargan de soportar todo el peso cuando el ser humano se desplaza.

Se acerca el verano, y todo el mundo busca tener unos pies sanos, pero lo cierto es que si durante los meses previos no se han cuidado lo suficiente, será complicado que estos puedan arreglarse en pocas semanas.

Los pies necesitan de un cuidado especial, no solo por la parte estética, sino también por la salud. Para ello es aconsejable acudir de manera regular a un especialista, como los que se encuentran en Podología Elena García.

En verano los pies están más expuestos a las inclemencias del tiempo, dado que el calzado que se utiliza es abierto y se anda descalzo por los suelos de la casa, la piscina y por la arena de la playa. Esto hace que se deterioren y sufran daños; por ello es mejor realizar una serie de rutinas semanas previas a la llegada de las vacaciones para que luzcan mejor y tengan menos sufrimientos.

Consejos para tener unos pies sanos

A continuación compartiremos unos consejos básicos para mantener los pies sanos y prevenir la aparición de heridas y hongos:

Limpiarlos y secarlos bien

Puede parecer una obviedad, pero en ocasiones los pies no son limpiados con la misma minuciosidad de otras partes del cuerpo. Es necesario que todos los días los pies sean enjabonados y enjuagados con precisión. Luego, lo más importante, deben ser bien secados por todas sus partes.

Es habitual que las personas no se sequen los pies cuando han salido de la ducha o de la piscina, y los introduzcan en las zapatillas o zapatos estando aún húmedos. Esto provoca que a la larga se produzcan grietas, aparezcan hongos y mal olor. Para evitarlo es necesario secar apropiadamente y llevar una buena higiene, solo  así se podrá tener unos pies sanos.

Hidratarlos regularmente

Parece que los usuarios solo se acuerdan de la crema para los pies cuando se acerca el verano, pero lo cierto es que es necesario hidratarlos regularmente. Para ello es mejor utilizar una indicada específicamente para esa parte del cuerpo. Si se tienen dudas sobre cuál de ellas usar o la que mejor se adaptará a las propiedades de cada piel, aconsejamos acudir a un podólogo para que, del estudio específico de las circunstancias, establezca el mejor tratamiento.

La hidratación evitará la aparición de grietas y sequedades que pueden resultar muy molestas debido a los picores; sin mencionar  además de que son muy antiestéticas.

Hay que cuidar las uñas

Las uñas son más delicadas de lo que puedan parecer y en ellas se originan hongos que deben ser tratados por especialistas. Además, un mal corte puede provocar que éstas lleguen a encarnarse y provoquen infecciones dolorosas.

Los podólogos son las personas indicadas para realizar los cortes de aquéllas uñas que sufren de algún problema, y es que, debido a la postura que los pies adquieren al andar, pueden llegar a provocarse heridas debido a la malformación que adquieren las uñas.

Utilizar un calzado apropiado para unos pies sanos

Muchos problemas en los pies se originan porque las personas suelen utilizar calzados inapropiados, tales como chanclas o zapatos elaborados con malos materiales.

El calzado es muy importante, y para elegir el mejor es necesario acudir a un podólogo para que de un estudio de la pisada aconseje el modelo de zapato o plantilla que es mejor usar.

Acudir a un podólogo regularmente

Cuando se comienzan a notar sintomatologías en los pies es necesario acudir a un podólogo. En ocasiones las uñas se encarnan, o nacen con una forma que no es la correcta, también puede ocurrir que aparezcan durezas, sequedades e incluso hongos. Para tener pies sanos es necesario hacerse revisiones al menos dos veces al año, de esta forma se evitarán muchos problemas a mediano y largo plazo.

Los pies sufren mucho a lo largo de la vida, por lo tanto merecen recibir un trato especial que les permita seguir cumpliendo su función.