Warning: Declaration of YOOtheme\Theme\Wordpress\MenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/antonihouses/webapps/podologia/wp-content/themes/yootheme/vendor/yootheme/theme/platforms/wordpress/src/Wordpress/MenuWalker.php on line 8

958 261 921

/

info@podologiaelenagarcia.com

Ejercicios para mantener los pies fuertes

Además que se tonifican y se cuidan otras zonas del cuerpo, también es importante mantener los pies fuertes y flexibles para evitar sufrir daños que puedan afectar la movilidad o la salud de los mismos. Y es que con la ejecución de una sencilla rutina de ejercicios que se realizará unos tres días a la semana, se podrían notar grandes cambios, como los siguientes:

  • Reducción del dolor en pies y tobillos.
  • Si se practica deporte, mejora la calidad de este aportando equilibrio y aumentando el rendimiento.
  • Ayuda a mejorar la circulación sanguínea y reduce el dolor muscular.
  • Previene patologías como la fascitis plantar, los calambres o el neuroma.
  • Y mejora la salud general, dado que los pies son el soporte de todo el cuerpo.

En este artículo lo que se presenta una guía sobre los ejercicios que se pueden hacer con los pies para mejorar la salud de estos. Muchas personas desconocen que se pueden cumplir rutinas de ejercicios con los pies, dado que, por desgracia, no es un tema que esté muy popularizado.

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios es fundamental conocer la salud de los pies, consultando a un profesional, como los de Podología Elena García, que evalúe si existe alguna patología o lesión.

Ejercicios para mantener los pies fuertes

Aunque sea una rutina solo para pies es necesario realizar un calentamiento previo para ayudar a que la sangre fluya con más facilidad y potenciar el resultado final de los ejercicios, previniendo lesiones o daños por haber hecho un movimiento algo más brusco estando fría la musculatura.

Ejercicio de dedos

Una vez se está sentado de manera recta, se van separando todos los dedos de los pies hasta donde sea cómodo llegar. Mantener esta postura durante 5 segundos, descansar y volver a realizarla en al menos 10 ocasiones.

Este movimiento ayuda a ganar control y fuerza sobre los músculos de los dedos. Si se quiere complicar más, existen pequeñas gomas para envolver los dedos para hacer que cueste más trabajo separarlos.

Extensión con el dedo del pie

Para realizar esta actividad el usuario debe sentarse y colocar el pie en el muslo de la pierna opuesta. Una vez ahí los dedos deben agarrarse con una mano y tirar suavemente de ellos hacia el tobillo, hasta que se sienta un estiramiento de los músculos en la parte inferior del pie y el cordón del talón.

A la vez se va masajeando el arco del pie con la otra mano durante el estiramiento. Debe mantenerlo durante 10 segundo y repetir al menos 10 veces más para que sea efectivo. Este estiramiento es aconsejable para prevenir o tratar los síntomas producidos por la fascitis plantar.

Siempre se deben hacer con sumo cuidado, el pie es más delicado de lo que parece y por ello los movimientos que se realicen deben ser siempre firmes pero con precaución para no producir un daño mayor.

Levantamiento de dedo

El usuario debe sentarse en una posición correcta y mantener los dedos de los pies sobre el suelo e ir levantando los talones hasta que las puntas toquen el suelo. Debe permanecer así al menos 5 segundos.

Solo los dedos grandes y consecutivo a este deben tocar el suelo, e ir realizando este movimiento de bajar el pie y volver a elevarlo varias veces consecutivas de manera suave y con cuidado de no doblar los dedos.

Ejercicio con toalla

Se coloca una toalla de mano extendida en el suelo frente al usuario, y se colocan los dedos el borde de esta. La intención es ir atrayendo la toalla hacia uno mismo con la ayuda solo de los dedos de los pies.

Se debe repetir al menos 5 veces, dejando descansar los pies un minuto entre actividad y actividad. Gracias a ello se fortalecerá la parte superior de los pies y de los dedos.

Recoger elementos con los dedos

Este es muy habitual y frecuente en el día a día. La acción consiste en dejar elementos en el suelo, como canicas, lápices o pequeños tapones o piezas, e ir poco a poco intentando agarrarlos con los pies y depositarlos en un recipiente cercano.

Con esta actividad se fortalecerán los músculos de la parte inferior de los pies y de los dedos.