Uña encarnada

Se produce cuando la uña penetra en la carne. Afecta por lo general al primer dedo del pie aunque puede pasar en los otros dedos. Es una afección muy común que provoca dolor, inflamación y limitación funcional.

Su aparición están relacionada con la presencia de uñas abombadas, con forma de teja, uso calzado demasiado corto o puntiagudo, primer dedo demasiado largo o desviado, traumatismos etc. Si se detecta a tiempo, puede ser tratada con medios muy sencillos, como la reeducación ungueal.

Las uñas encarnadas pueden llegar a ser un problema grave y muy doloroso, por lo que se recomienda la utilización de calzado amplio en la zona de los dedos para evitar la comprensión de los mismos y ajustar adecuadamente el zapato y el calcetín para evitar que la una se encarne.

Aún, si teniendo en cuenta esta recomendación sufriese este tipo de dolencia debería acudir al podólogo/a lo antes posible para evitar posibles infecciones y complicaciones.