958 261 921
/
info@podologiaelenagarcia.com

Etiqueta: ¿A qué se debe el dolor de rodilla?

Cuándo realizar el estudio de la pisada para plantillas ortopédicas

Es habitual que lleguen a la consulta de un podólogo muchos pacientes previamente diagnosticados con algún tratamiento de plantillas ortopédicas. Pero antes de comenzar a hablar sobre qué son y para qué se usan las plantillas es necesario recordar como un profesional llega a considerar esta, como la mejor solución para sus pacientes.

Lo primero que se debe llevar a cabo es un estudio de la pisada, que consiste en analizar el gesto de la biomecánica del cuerpo para ver cómo se proyecta el peso sobre el pie. De esta forma se podrá conservar la salud del pie permitiendo al usuario realizar deporte u otras actividades.

Una órtesis plantar, conocida como plantilla ortopédica, es un elemento médico que se lleva en el interior del calzado. Se realiza tras un estudio previo, en el que se analiza la mecánica de la pisada, las articulaciones, etc. De esta forma se podrá saber de manera fidedigna qué modelo y tipo de plantilla habrá que reproducir. Las plantillas ortopédicas solo hacen efecto cuando se llevan puestas y su objetivo es compensar las irregularidades biomecánicas para prevenir o incluso curar algunas lesiones.

¿Cuándo realizar el estudio de la pisada para plantillas ortopédicas?

Es aconsejable realizarse un estudio de la pisada con cierta periodicidad anual, para poder controlar la posibilidad de sufrir algún tipo de daño o lesión. Si no podemos asistir de manera regular para precisar esta acción, deberíamos al menos plantearnos hacerlo bajo alguna de estas premisas:

  1. Cuando se ha producido una lesión en los miembros inferiores, como los pies, la rodilla, el tobillo o incluso la cadera.
  2. Es necesario realizar un estudio biométrico después de un tratamiento ortopodológico para ver si este ha sido efectivo y conocer la evolución en la pisada a lo largo del tiempo. Es la única manera de saber si se ha corregido la patología que se estaba tratando.
  3. Es muy aconsejable para pacientes que se inician en el deporte de manera habitual. Esto tiene como finalidad adaptar el pie al deporte que se va a practicar. Con esto se podrá adquirir material deportivo acorde a la pisada, lo que ayudará a evitar lesiones, lo que evitaría daños mayores e incluso el abandono de ciertas prácticas.

¿Cómo saber si la plantilla ortopédica que uso es correcta?

Las plantillas están diseñadas para ayudar a corregir malas posiciones durante la marcha. Están hechas a medida para que se adapten a las necesidades de cada pie. No hay dos plantillas personalizadas iguales dado que no existen pies idénticos ni la patología que sufren se manifiesta de la misma manera.

Hay que ser sensato, la plantilla no puede usarse con cualquier calzado, sino con uno que se amolde a ella y al pie. Por ejemplo para personas con el pie plano suelen tener el pie ancho por lo tanto es mejor utilizar la plantilla con un zapato de cordones que tenga la caña alta.

Beneficios que aportan las plantillas ortopédicas

Existen infinidad de estudios científicos que avalan el uso de las plantillas personalizadas para la prevención de lesiones y tratamientos de los diferentes problemas. 

  • Las plantillas disminuyen la presión en la zona sintomática del pie, reduciendo el impacto en la zona inferior de esta forma se mejora la estabilidad, el equilibrio y la tensión en los puntos clave.
  • Se pueden realizar diferentes correcciones por utilizar plantillas: se mejora la pronación y la supinación, ayuda en el control de la velocidad y disminuye la rotación interna de la tibia y de la rodilla entre otras cosas.

Gracias a los movimientos que se consiguen corregir con la plantilla ortopédica se ha podido comprobar que también son efectivas para el tratamiento de:

  • Fascitis plantar
  • Lesiones en las estructuras anatómicas
  • Para el síndrome rodilla de corredor
  • Disminución de las presiones en el pie neuropático o pie diabético
  • Prevención de fracturas en el metatarso y el fémur
  • Prevención de todo tipo de lesiones durante la actividad deportiva.

Uso de plantillas en menores

Si las plantillas son utilizadas durante los primeros años de vida de un niño con algún problema anatómico en el tren inferior, podrían llegar a corregir al 100% la patología del menor dado que su estructura es mucho más flexible que la de un adulto. Aun así en algunos casos menos graves podrían solventar a un 90% en función de la patología y de la gravedad que padecieran.

 

¿Qué es la enfermedad de Sever y por qué duele el talón?

Existe una enfermedad que la mayoría de las personas conoce como “dolor de talón en los niños”, pero cuyo nombre científico es enfermedad de Sever. Esta enfermedad suele darse en niños, y su gravedad puede variar. La enfermedad de Sever, también conocida como apofisitis o epifistis calcánea, suele ser una de las principales causas de visita a un podólogo, como los del centro de Podología Elena García de Granada.

¿Qué es la enfermedad de Sever y por qué duele el talón?

El cartílago del hueso calcáneo se encuentra en pleno crecimiento entre los 7 y 15 años, expandiéndose constantemente y más activo de lo que estará nunca. Esto implica que el calcáneo también está creciendo.

En el hueso calcáneo van insertados el famoso tendón de Aquiles y la fascia plantar, que coinciden entre sí en la zona superior e inferior del cartílago de crecimiento. Por ello la tensión a la que someten el tendón de Aquiles y la fascia plantar al cartílago de crecimiento del hueso calcáneo provoca irritación y, como consecuencia, un dolor intenso y seco en la zona del talón.

Este dolor o molestia se produce sobre todo en niños en etapas de desarrollo. Muchos padres suelen confundir los síntomas con posibles caídas o golpes, lo que en ocasiones retrasa mucho el diagnóstico y, por lo tanto, el tratamiento.

¿Quién desarrolla la enfermedad?

La enfermedad de Sever suele darse en menores que reúnen las siguientes características:

  • Niños que están creciendo y se encuentran entre los 9 y los 14 años.
  • Jóvenes que practican deportes o actividades atléticas que requieren correr o saltar con frecuencia, sobre todo en superficies duras: baloncesto, gimnasia artística o atletismo.

¿Cómo diagnosticarla?

Para diagnosticar esta enfermedad, los profesionales deberán realizar las siguientes acciones:

  • Se realiza un cuestionario al menor sobre sus actividades físicas: qué deporte practica, si mantiene una vida activa, etc.
  • Luego se hará una inspección física centrándose en la zona del talón. Por lo general, no es necesario realizar pruebas, dado que en las radiografías no sale reflejado nada sobre esta enfermedad. Sin embargo, los profesionales suelen prescribirlas para descartar o verificar otro tipo de problemas.

¿Cómo tratar la enfermedad de Sever?

Una vez que se ha diagnosticado la enfermedad de Sever, los profesionales indican que el niño debe reducir todas las actividades que le provocan dolor. Puede seguir caminando o haciendo ejercicio, pero en los que el impacto sea menor, como por ejemplo natación.

Por lo general, el profesional de la salud suele dar una serie de indicaciones y cuidados que deberán incluirse en la vida de los niños cuando lo necesiten:

  • Colocar compresas frías o con hielo en el talón durante 3 minutos y descanso de 2 minutos, así durante 15 minutos. No ponerlas directamente sobre la piel: poner una toalla entre el frío y la rodilla.
  • Suelen recetar medicamentos para aliviar el dolor, como ibuprofeno o paracetamol. Obviamente, hay que seguir las indicaciones que trae el medicamento para que el pequeño lo ingiera de manera segura y solicitar ayuda en caso de duda.
  • Un podólogo profesional, como los de Podología Elena García en Granada, aconseja realizar plantillas personalizadas para reducir la presión que se produce en el talón. Aunque existen soportes de gel, lo mejor es crear un espacio propio ergonómico.
  • El profesional creará una tabla de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos y los tendones del pie y de la pierna.
  •  Adquirir calzado adecuado para este problema. 

Lesiones habituales en los pies en la danza

La danza es uno de los deportes más disciplinarios, conlleva una gran responsabilidad y se caracteriza por tener movimientos vigorosos, enérgicos y por las posiciones extremas que adoptan los pies de los bailarines. Los pies en la danza son un punto clave, pues representan la parte del cuerpo que más peso soporta. Esto llega a provocar mucha tensión en las articulaciones y en las estructuras musculoesqueléticas superiores, lo cual produce dolores, malestar, inflamación e incluso lesiones.

En la danza clásica, los pies pasan mucho tiempo apoyados sobre la punta de los dedos, en la zona de las almohadillas y con el tobillo en una posición algo compleja, lo que produce un exceso de tensión. Además, los cambios muy bruscos en la postura del pie aumentan la torsión.

Lesiones habituales en los pies en la danza

Debido al sobresfuerzo, es habitual que se produzcan dolencias. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

  • Dolores en la planta del pie, ya sea en el talón o en la zona de la puntera que suele cargarse mucho.
  • Esguinces debido a la repetición de los ejercicios.
  • Sobrecargas musculares en pies y en piernas.
  • Rozaduras, callosidades, tendinitis y bursitis.
  • Pérdida de uñas.
  • Uñas rotas o encarnadas.
  • Deformaciones en los dedos: en garra o juanetes.
  • Fracturas por estrés, sobre todo en los metatarsianos.
  • Infecciones en las uñas, como la onicomicosis

A todo lo anteriormente nombrado, hay que sumarle el desgaste que sufren las articulaciones y las deformidades que se producen en los pies con el paso del tiempo. Por estos motivos, muchos bailarines dejan la profesión. Por ello, es necesario que reciban cuidado de pies de manera continuada, con supervisión y seguimiento de profesionales como los de Podología Elena García en Granada.

¿Cómo prevenir y cuidar los pies de los bailarines?

Como aconsejan los profesionales de la danza, los bailarines deben realizar estiramientos, un buen calentamiento, tomar posiciones y posturas correctas, utilizar un buen calzado y no forzar el cuerpo. Además de todo esto, también es recomendable visitar de manera regular a un podólogo de confianza para realizar estudios de la pisada y así prevenir posibles daños que podrían ser irreparables.

Los profesionales en podología se encargarán de lo siguiente:

  • Sesiones de quiropodia frecuentes para evitar la formación de durezas y callosidades en las zonas expuestas a la presión y el roce. También para controlar el desarrollo de las uñas y vigilar en general el estado de los pies.
  • Estudio biométrico de la pisada, la cual es muy importante para un movimiento correcto en los bailarines. Son pruebas sencillas e indoloras, pero muy importantes para conocer la salud de los pies. Este estudio está compuesto por análisis de camilla, plataforma de presiones (estática y dinámica) y filmación en alta velocidad.

Es aconsejable realizar el estudio de la pisada varias veces a lo largo de los años activos de un bailarín. Los movimientos bruscos y las lesiones pueden llegar a modificarla, por ello es necesario llevar siempre un control para evitar daños mayores a corto o medio plazo. Con un estudio realizado de manera regular, se podría evitar la mitad de los daños producidos durante la práctica.

En los últimos años se ha visto un aumento en el nivel de profesionalidad de las personas que practican danza. Se podría decir que son tres los factores que predisponen a padecer algún tipo de lesión:

  • La exigencia física de cada disciplina (danza clásica, moderna o flamenco, entre otras).
  • La utilización correcta del calzado.
  • El tipo de superficie donde se baila.

Por ello, los podólogos como los de la clínica de Podología Elena García en Granada son fundamentales para la prevención de patologías y para tratarlas en caso de aparición.

Aun así, los profesionales siempre aconsejan acudir a un médico o fisioterapeuta para complementar las terapias. De este modo, se accede a unos tratamientos más holísticos que permiten prever las lesiones o tratarlas lo antes posible para conseguir una mejor y temprana recuperación minimizando los daños.

Consejos para tratar las uñas encarnadas en bebés

Las uñas de los pies son zonas muy sensibles, que pueden causar serios problemas si no se atienden correctamente cuando la situación lo requiere. La uña es una estructura formada principalmente por queratina y calcio, en constante crecimiento, cuya principal función es la de proteger, es una barrera natural de las terminaciones nerviosas pero a veces, da lugar a malformaciones que provocan un malestar prevenible.

Existen una serie de curiosidades que deben tenerse en cuenta, para saber tratarlas con el detalle que merecen:

  • Las uñas crecen una media de 0,1 milímetro diario aproximadamente. Obviamente, esta evolución varía en función de la edad, de la persona, el dedo en el que se encuentre, la estación del año y otros factores.
  • La media de tiempo que tarda una uña en regenerarse es entre 12 y 18 meses.
  • Un corte mal realizado en las uñas puede provocar lo que se conoce popularmente como uña encarnada.
  • Las uñas encarnadas no solo se producen por un mal corte, existen otras variables.

Uno de los casos más delicados de uñas encarnadas son aquellas que se producen en bebés, debido a que pueden detectarse de manera más tardía y además en esta ocasión las uñas de los pies suelen ser muy finas y delicadas. Existen personas que nacen con las uñas del dedo más cortas de lo normal, lo que hace que no se cubra el lecho totalmente. Debido a ello las uñas se encarnan en la parte distal y pueden provocar una pequeña infección eventualmente.

Como detectar una uña encarnada

Los pequeños tienen mucha facilidad a la hora de sufrir una encarnación de las uñas. Esto se debe a la escasa dureza pues pueden doblarse con extrema facilidad y crecer hacia la cutícula. Para detectar las uñas encarnadas en bebés hay que hacer un reconocimiento por todas ellas y fijarse en los siguientes puntos:

  • Hay que controlar el crecimiento correcto de las uñas y verificar periódicamente que las puntas no crezcan hacia las cutículas.
  • La mayoría de las encarnaciones se producen en el dedo gordo, por lo que esa una zona en la que poner especial atención. En los dedos de las menos es menos común, pero es cierto que en bebés puede producirse por la maleabilidad de sus uñas.
  • Si hay inflamación o la piel se vuelve rojiza y tersa es necesario acudir a un profesional para remediarlo cuanto antes.
  • En caso de que la uña crezca hacia abajo, puede causar dolor, supuración y por lo tanto infección. Llévalo a un profesional y controla la temperatura del bebé, pues es probable que dada una infección, se inicie un proceso febril.

Los adultos se hacen consciente de sus dolencias, pero los bebés no avisan de qué es lo que les molesta, con precisión, por ello es necesario hacerles revisiones para controlar de manera eficaz este tema y no se produzcan daños mayores.

Consejos para tratar las uñas encarnadas en bebés

Las uñas encarnadas o encarnadas son un problema común en la infancia y ocasionalmente provocan la sintomatología que hemos mencionado anteriormente. Por ello, el centro de Podología Elena García de Granada, comparte algunos consejos para tratar esta afección en las uñas de los más pequeños.

  • Remojar los pies en agua tibia con jabón un par de veces al día.
  • Aplicar povidona yodada o clorexhidina 2 o 3 veces al día
  • A veces es necesario utilizar antibiótico, suele ser encrema. 
  • Acudir a su Podologo de confianza. 
  • Para evitar que se produzca este daño en las uñas en el futuro, se recomienda que sean cortadas m de manera que las esquinas queden fuera de los canales de la uña.

La prevención es la cuestión principal para la salud, por ello en este caso prevenir que esto no suceda es el mejor remedio. Lo mejor para evitar este padecimiento y sus posibles complicaciones es cortar las uñas con regularidad y cerciorarse de que las puntas no se claven en las cutículas. En ocasiones un particular no sabe realizar este corte por ello aconsejamos acudir a un profesional para que enseñe o ayude a realizar este proceso, sobre todo en bebés o personas mayores, que son más delicados y podría afectar negativamente el corte si no está bien realizado.

 

×

Por favor.

Haga clic en nuestro asesor para chatear en WhatsApp

× WhatsApp