958 261 921
|
info@podologiaelenagarcia.com

Etiqueta: Cómo elegir un buen calzado de seguridad

Cómo elegir un buen calzado de seguridad

Como ya sabemos, los pies son los grandes perjudicados en la seguridad y la salud del cuerpo, pues no reciben la atención que necesitan. Están muy expuestos y hacen un gran trabajo diario que puede perjudicarlos. Por ello, vamos a tratar en esta ocasión el tema del calzado de seguridad, el cual está incluido en la normativa vigente de las empresas. Su uso es imprescindible en muchos sectores y, teniendo en cuenta que la tecnología en su fabricación ha mejorado mucho, son cada vez más cómodos.

Lo que pretendemos con este artículo es hacerle saber a los pacientes de nuestra clínica de Podología Elena García en Granada que elegir adecuadamente el calzado de seguridad es imprescindible para salvaguardar la integridad de nuestros pies. Atención: si eres de los que usan calzado de seguridad, te explicaremos sus partes y los riesgos de no usarlos a diario en tu puesto de trabajo.

Cómo elegir un buen calzado de seguridad

Si trabajas en lugares donde tus pies pueden estar expuestos, es necesario que elijas un calzado de seguridad adecuado. A continuación elaboraremos un listado de lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar un calzado de seguridad:

Qué actividad realizas

Cada calzado de seguridad se adecua a las necesidades laborales. En función del trabajo que se lleve a cabo, hay que llevar un modelo u otro, y eso lo dictamina la normativa vigente. No es lo mismo trabajar en una planta química que en una fábrica de papel, por ejemplo.

Qué talla tienes

Es importante elegir la talla correcta para que todas las partes del pie queden protegidas por el zapato. Hay que probárselos cuando el pie se encuentra dilatado; por ello, es mejor acudir a la tienda al final de la tarde, así podremos elegir un número que no nos apriete.

Peso del zapato

Un calzado ligero siempre será más cómodo de llevar y nos permitirá desplazarnos de forma más segura y rápida por los espacios. Nuestros pies estarán mucho tiempo dentro de ese calzado, así que busca uno cómodo y poco pesado para que el tobillo no sufra de más.

Que sean transpirables

Es ideal que todos los calzados que se tengan que usar de manera frecuente y durante varias horas sean transpirables. Esto evitará que el pie se recaliente demasiado o se baje en exceso la temperatura, dependiendo del ambiente. Si esto no fuera así, saldrían ampollas o rozadoras.

Busca que el calzado esté elaborado con buenos materiales; esto hará que cumpla las normativas y sea seguro para tus pies.

Buen cierre

Los zapatos deben tener un buen cierre para que ningún objeto extraño pueda introducirse dentro de ellos. En algunos ambientes laborales, hay restos de cristales o metales que pueden acceder al interior del zapato si no se tiene cuidado.

Que sean impermeables

No solo los objetos pueden acceder al calzado, sino también los líquidos. Por lo tanto, los zapatos deben ser impermeables para evitar que algún líquido corrosivo se filtre en ellos.

Deben ser flexibles

Antiguamente, las botas o calzados de seguridad eran muy rígidos y difíciles de llevar. Por suerte, en la actualidad ya pueden encontrarse zapatos más cómodos que nos permiten movernos por los espacios de forma segura.

Que estén certificados

Asegúrate de que el calzado seleccionado tenga garantía de calidad. Busca una certificación por parte del fabricante que garantice que los elementos anteriormente descritos están presentes.

Si los zapatos reúnen las características que hemos comentado, serán seguros; si no, podrían ser perjudiciales para la salud. Si tienes dudas, acude a tu profesional de confianza para preguntarle aquello que necesitas.

El calzado de seguridad tiene como fin proteger la integridad del pie, y para ello debe reunir una serie de características, tanto generales como específicas. Tenlo siempre en cuenta antes de comprar uno nuevo.

 

Síguenos en Facebook.

Mas artículos en el blog.

 

×

Por favor.

Haga clic en nuestro asesor para chatear en WhatsApp

× WhatsApp