958 261 921

/

info@podologiaelenagarcia.com

Etiqueta: quiropodia

Verruga plantar (Papiloma)

Se trata de una tumoración benigna de la piel y mucosas causada por el virus del papiloma humano (VPH)

Este tipo de lesiones reciben el nombre de papilomas cuando el virus del papiloma humano penetra en el tejido mucoso y verruga cuando se producen en la piel. Se suelen manifestar sobre todo en puntos de presión o zonas de apoyo, de forma aislada o múltiple.

Son muy contagiosas, causan dolor en algunas ocasiones y a menudo son confundidas con la presencia de callosidades. El contagio suele producirse en duchas y piscinas públicas.

Se recomienda la visita al podólogo/a cuando exista sospecha de su aparición, ya que es fundamental el diagnóstico precoz para su pronta eliminación y evitar la propagación a otras zonas o personas.

Uña encarnada

Se produce cuando la uña penetra en la carne. Afecta por lo general al primer dedo del pie aunque puede pasar en los otros dedos. Es una afección muy común que provoca dolor, inflamación y limitación funcional.

Su aparición están relacionada con la presencia de uñas abombadas, con forma de teja, uso calzado demasiado corto o puntiagudo, primer dedo demasiado largo o desviado, traumatismos etc. Si se detecta a tiempo, puede ser tratada con medios muy sencillos, como la reeducación ungueal.

Las uñas encarnadas pueden llegar a ser un problema grave y muy doloroso, por lo que se recomienda la utilización de calzado amplio en la zona de los dedos para evitar la comprensión de los mismos y ajustar adecuadamente el zapato y el calcetín para evitar que la una se encarne.

Aún, si teniendo en cuenta esta recomendación sufriese este tipo de dolencia debería acudir al podólogo/a lo antes posible para evitar posibles infecciones y complicaciones. 

Siliconas

Son elementos que se fabrican a medida para reducir una deformación o suprimir un apoyo doloroso. Pueden esta destinados a uno o varios dedos, incluso cinco.

Se utilizan fundamentalmente para:

  • Protección de zonas expuestas al roce en la que son habituales la aparición de callos dolorosos.
  • Corrección de desviaciones de los dedos del pie.

Pueden sustituir a una intervención quirúrgica no deseada o contraindicada en los dedos del pie, por que se recomienda acudir al podólogo/a para su valoración.

Quiropodología

La quiropodia es un conjunto de tratamientos preventivos y curativos que comprenden:

 

  • Cuidado de las uñas: corte, fresado, cuidados de la micosis (hongos) y hematomas.

 

  • Tratamiento de las callosidades que tienen su origen en mecanismos de defensa de la piel contra un roce o una presión excesiva. Siendo necesario tratar la causa cuando estos cuidados se vuelven repetitivos puesto que pueden evolucionar hacia una deformación irreversible.

 

  • Lesiones de la piel: detección de tumores benignos, bursitis, trastornos sudorales, etc…

 

  • Pie diabético: para el individuo diabético el recurrir periódicamente a los cuidados del podólogo/a constituye una buena actitud preventiva.

Plantillas

Las plantillas se realizan a la medida con materiales no traumatizantes ni alergizantes. Su objetivo es corregir la estática del pie, aislar los apoyos dolorosos , compensar las lesiones fijas y corregir todos los desequilibrios estáticos y dinámicos .

Multitud de personas caminan de forma inestable debido a una mala pisada, tal hecho crea problemas en los pies y otras estructuras que no siempre se manifiestan de forma precoz, si no a lo largo de los años, dando lugar a alteraciones degenerativas que ocasionan dolor limitante y altera la calidad de vida de las personas.

Dichos problemas en los pies pueden ser tratados con la ayuda de unas plantillas personalizadas y un calzado adecuado que aporten la estabilidad y confort que el pie necesita para tratar alteraciones presentes y evitar problemas futuros.

Pie diabético

Su causa de debe a la aparición de diversas complicaciones que derivan de la Diabetes. Estas complicaciones suponen la pérdida d la sensibilidad en el pie, la cual conlleva a traumatismos, sequedad extrema y al desarrollo de heridas que la persona no detecta precozmente e impide una adecuada cicatrización.

Se trata de un pie de riesgo (aquel que sin presentar ninguna lesión, es susceptible de padecerla). Por lo que se recomienda recurrir al podólogo/a periódicamente.

Micosis (Hongos)

Las infecciones por hongos son muy frecuentes en adultos y aún más en ancianos, éstas pueden afectar únicamente a las uñas (onicomicosis) o al pie en general (pie de atleta).

Cuando se afectan las uñas, aparecen manchas amarillo-blanquecinas, la uña se vuelve débil y puede aparecer mal olor. A medida que el hongo va invadiendo la uña, la infección se va extendiendo a capas más profundas.

Cuando afecta a los pies en general, puede aparecer picor intenso y enrojecimiento, principalmente en las áreas más cálidas y húmedas del pie (entre los dedos y talones) en las que el hongo prospera y crece rápidamente.

Sus causas están relacionadas con la transmisión en zonas húmedas públicas (piscinas, duchas), excesos de humedad por un mal secado, microtraumatismos continuos en las uñas con el calzado ajustado, uso frecuente de esmaltes de uñas que impiden la transpiración de éstas o uso de calzado y calcetines de materiales no transpirables.

Podología infantil

Es importante observar el desarrollo del niño, ya que nos permite hacer un diagnóstico y tratamiento precoz, para  la prevención  de patologías en un futuro.

Consúltenos si observa que su hijo/a:

Camina de forma extraña (mete o saca las punteras, vuelca los pies hacia adentro o hacia fuera, cojea…)

Las rodillas las tiene desviadas, (normalmente en X)

Tropieza, pierde el equilibrio o cae con frecuencia.

Se cansa o no tiene ganas de andar.

Presenta rozaduras, ampollas, callosidades u otras lesiones en la piel y uñas de los pies

Desgasta es calzado de forma irregular.

Se le clavan las uñas.

Tiene dolores en pie, piernas o cadera.